Día de la madre
Día de la madre

El origen del día de la madre

El primer domingo de mayo se celebra una fecha muy especial en las familias, el día de la madre.

Pero ¿Por qué se celebra el día de la madre?

La celebración de la maternidad se encuentra presente en la mayoría de las civilizaciones a lo largo de toda la historia. Esta diversificación ha hecho que se celebre en diferentes días y con diferentes connotaciones según el país y sus costumbres.

En la antigua Grecia cristiana, el Día de la Madre se festejaba rindiendo honor a Rhea, madre de los dioses Zeus, Hades y Poseidón. La popularidad de la festividad tomó tal importancia que los Romanos la adquirieron también para agrandar su portafolio de costumbres.

Estos por su parte, bautizaron esta celebración como la Hilaria, fijando el día 15 de marzo como el día de inicio de las tres jornadas en las que se llevarían a cabo los ofrecimientos en el templo de Cibeles. Fue con la llegada del Cristianismo cuando dicha festividad se transformó definitivamente en la fiesta para honorar a la Madre de Dios, la Virgen María.

Ya llegado el siglo XVII, la fecha cambió al cuarto domingo de Pascua, y su significado fue adquiriendo una percepción más idílica, en la que el Día de la Madre se convirtió en un día para honrar con flores y otras ofrendas a la Iglesia en la que cada persona había sido bautizada, conocida en la época como la Iglesia Madre.

Día del padre de familia

Una tradición católica celebrada en todo el mundo

Como bien sabemos, en España celebramos el Día de la Madre el primer domingo de mayo, pero no obstante, en el resto del planeta se reparte dicha celebración a lo largo del año, aunque si hacemos recuento, la fecha mayoritaria es la del segundo domingo de mayo

Pero no fue hasta el año 1600 que este día fue adquiriendo un significado más parecido al actual Día de la Madre. Ya por esas fechas empezó a celebrarse el denominado Domingo de las Madres, día en el que los más pequeños asistían a las misas y regresaban a sus casas con regalos para sus mamás. 

A pesar de empezar a tomar ya un claro parecido con nuestra actual celebración, no fue hasta 1870 cuando en Boston, la conocida activista Julia Ward Howe, organiza una multitudinaria manifestación, junto con una celebración claramente religiosa, en la que invita a todas las madres de familia que fueron víctimas de la guerra de Secesión americana. Fue tal su éxito, que Anna Reeves Jarvis, conocida como la cofundadora del Día de la Madre, creó y promovió una gran campaña para dar oficialidad a esta fecha a partir del año 1908

La fecha elegida por Anna fue el segundo domingo de mayo, día en el que falleció su madre y en el que quiso conmemorar como el día que cambió su vida para siempre.

Día de la madre

Vista la evolución en el tiempo de esta bonita fecha, en yyoqueregalo.com hemos querido llegar más allá y explicaros el porqué en la actualidad, en nuestro país, se celebra el primer domingo de mayo. 

Hasta llegado el 1965, en España, el Día de la Madre se celebraba el 8 de diciembre, día dedicado a la maternidad, que según el santoral católico, se trata de la fiesta de la Inmaculada Concepción. Pero fue a partir de este año cuando, tanto en España, como en Portugal, Lituania o Hungría, empezó a celebrarse el primer domingo de mayo con la mera finalidad de separar las diferentes conmemoraciones y poner énfasis en el carácter Mariano del mes de mayo, mes en el que la naturaleza florece y todo adquiere esos aires de renovación y frescura.

A pesar de las muchas creencias, tradiciones, y de las diferentes fechas en las que se celebra este maravilloso día en todo el planeta, nos debemos tan solo quedar con el verdadero sentido de lo que realmente significa el Día de la Madre, y es por ello que queremos dar las ¡GRACIAS! a todas las mamás del mundo mundial 🌍🤗

 

“GRACIAS MAMÁ… Por haberme dado la vida, por estar siempre ahí en los buenos y los malos momentos, por tus lecciones, consejos, tus risas y tus lágrimas, por tu amor ilimitado y porque… ¡De madre solamente hay una, y como la mía, ninguna!”